Banner Top
English Français

Obama, Fidel Castro, Raúl y el fin del bloqueo. ¿Qué pasará en Cuba?

Fin del bloqueo a Cuba

El pueblo de Cuba recibió eufórico la noticia: ¡El fin del bloqueo se avecina! El presidente Obama y el líder Raúl Castro anunciaban el restablecimiento de relaciones diplomáticas y quizás el fin del bloqueo o embargo de Estados Unidos sobre la isla.

Cualquier persona con sentido común apoyaría tan noble medida. No solamente porque es inhumano culpar a niños, adolescentes, jóvenes y personas inocentes de los desatinos y carencias de libertades esenciales que existen en Cuba sino que es una medida económica y política carente de lógica. A más de 50 años el embargo norteamericano no ha tenido ningún efecto positivo sobre la sociedad cubana, así lo entendió perfectamente el presidente Obama y en un acto valeroso propio de gran mandatario apostó para que sean los norteamericanos con su caudal de libertades y experiencias cívica los que posibiliten el necesario aire de libertad a nuestra isla.

Ahora, a los demócratas nos gusta analizar cualquier evento sin sentimentalismos, surgen interrogantes como: ¿Existen riesgos para nuestro pueblo en la eliminación del bloqueo? ¿Cuáles serán los posibles escenarios políticos?

Todos podemos jugar a ser Nostradamus el famoso profeta, solo hay que tener un poco de imaginación y analizar lógicamente los eventos históricos y de la vida cotidiana.

Veamos:

Escenario número 1. Cuba al estilo Chino

El primer contexto es muy probable, quizás el sueño de la dirigencia cubana. Una dictadura suave, donde no existan derechos esenciales como la libertad de expresión, reunión, asociación libre o democracia en la definición ortodoxa de la palabra, pero con algo o mucho de derechos económicos que faciliten un país próspero, al estilo Chino.
El gobierno seguiría inmiscuyéndose en cada elemento de la vida política, económica y social del país pero utilizando el caudal creativo de los emprendedores cubanos: remesas y personas cambiables por dólares frescos (turistas del norte), financiamiento, créditos y el muy necesario flujo de mercancías norteamericanas. Este escenario llevaría con el tiempo a que los Estados Unidos pasaran a ser nuestro principal acreedor y suministrador de cualquier tipo de productos; debe considerarse la cercanía del mercado y el tiempo que llevaría el flujo de personas y mercancías de un lugar a otro; teniendo en cuenta que Cuba es un país completamente arruinado, endeudado y sin fuentes de financiamiento serias. Es algo predecible y lógico. De momento creo que es el sueño de los que ostentan el verdadero poder en Cuba, no tendrían que renunciar y serían endiosados por haber sacado al país de la profunda miseria espiritual y económica en la que está sumido.

¿Cuál sería la actitud posible de los Estados Unidos en este escenario?

Pues bueno, sin querer echar tierra sobre un pueblo que ha demostrado estar a la vanguardia de los derechos cívicos en nuestro planeta, los norteamericanos tendrían que ser cómplices para fomentar el mantenimiento de este tipo de dictadura suave. Muy cómplices: si se facilitan varios cables de fibra óptica para fomentar las comunicaciones con libertad y los cubanos no tienen internet en su casa porque al gobierno no le conviene la libre información. Cómplices: si se tiene una apertura económica, política y social de intercambio pueblo a pueblo y el gobierno cierra sus filas y sigue prohibiendo la libertad de expresión, es decir reprimiendo derechos esenciales humanos.

Pues sí, los norteamericanos tendrían que ser partícipes y créanme que es posible. Existe algo muy bueno y noble en el pueblo norteamericano, pero igualmente elementos oscuros en su estructura de poder. El bloque económico que ejerce influencias sobre políticos norteamericanos es carente de todo tipo de sentimientos cívicos.
Anteriormente les dije que no quería echar tierra sobre los abanderados de los derechos humanos en el mundo porque como demócrata admiro con profundidad el lado de luz de la sociedad norteamericana pero chequeen esta lista:

dictadores latinoamericanos

Pinochet, Videla, Franco, Somoza, Batista, Duvalier, créanme que hay muchos más. Por lo tanto, si no existe en la casa blanca un presidente sensato, como el Sr. Obama y el inquilino de la residencia resulta un sujeto débil que sucumbe ante el bloque económico y extremista que tantos problemas ha traído a las relaciones internacionales norteamericanas, pudiéramos tener una dictadura floja 50 años más. Este bloque solo piensa en el dinero y para obtenerlo es capaz de apoyar a cuanto fantoche despótico e inhumano exista, siempre y cuando obtenga su necesaria plusvalía. La historia es una fuente de la cual beber, el no hacerlo es andar a ciegas. No quisiera que este escenario fuera el más probable porque soy cubano, pero no se asombren puede ponerse aún peor:

Con el paso del tiempo y la absoluta dependencia económica de los Estados Unidos sobre nuestra sufrida y empobrecida nación, (de 8 a 15 años posteriores a la finalización del bloqueo), esos que hoy levantaban banderas por la izquierda, comprados por el poder del dinero y amparados con el caldo de cultivo de la corrupción y falta de valores existentes en nuestra sociedad, entregan los recursos de la nación al capital norteamericano y retrocedemos a la época de los Machados y Batistas, sea con una bandera de izquierda o de derecha, da igual.
Imagínense a cientos o miles de empresarios norteamericanos invirtiendo a diestra y siniestra en hoteles, recursos minerales, tabaco, licores, industria azucarera, de construcción, química, servicios en general, etc, etc. Quizás alguien piense: bueno, el pueblo va a vivir mejor, comeremos carne más a menudo, tendremos dólares norteamericanos, en fin, estaríamos mejor, se taparían los huecos de las calles y de los estómagos. ¡Al carajo la libertad! - como me dijo hace unos días un amigo.

Mi respuesta fue: no necesariamente, olvidándonos del patriotismo o patrioterismo como quiera lo llamen. La sumisión de países al capital foráneo no ha traído otra cosa que miseria, dolor y sufrimiento a la mayoría de los países que lo han implantado.

No es que sea un romántico, la historia lo ha demostrado. No hay misterio detrás de esto: el capitalista se lleva las ganancias, no la reinvierte generalmente en el país. Sí lo hace, la mayor parte del capital sale. Algo muy distinto cuando la construcción la realizan los nacionales: el crecimiento en un sector determinado será exponencial porque la riqueza se queda y se reinvierte más fácilmente: creando empleos, contribuyendo a pagar servicios de seguridad social, educación, obras sociales, etc.
El escenario es probable a un plazo más largo y las fuerzas de la sociedad civil, de conjunto con todo el pueblo deben evitar retrocesos de este tipo.

Escenario número 2. Respeto en Cuba por los derechos cívicos

Digamos que nuestro principal líder político, deseoso de lavar su imagen ante el mundo y en un acto de decencia y excomunión de demonios internos, decide apresurar la libertad de los cubanos y favorecer el acceso al internet y a otras vías de información y comunicación; a las libertades ciudadanas esenciales, como las libertades económicas plenas, las de asociación, expresión, en concordancia con el hecho que Cuba es signataria de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

Digamos que el gobierno cubano a través de un proceso metódico, pausado y serio, llevaría a buen término los más acariciados deseos de libertad plena, económica-social y política. Todo en un plazo no mayor de 5 años de finalizado el embargo. Los ciudadanos obtendríamos de esta manera todos los beneficios materiales y espirituales de la libertad. Por supuesto, siempre y cuando se haya elegido un gobierno patriótico, no entreguista al capital foráneo, elegido en oposición a través del voto directo del pueblo.
Sin lugar a dudas sería el escenario ideal. A mi pesar y jugando a ser un Nostradamus caribeño, me atrevería a decir que sería improbable en el marco actual de las situaciones de liderato en Cuba.

No he conocido ningún ejemplo a lo largo de la historia donde el despotismo haya entregado sus banderas de una manera tan fácil. Todas las dictaduras que entregaron su poder a la sociedad civil, han sido después de largas revueltas y luchas cívicas muy violentas. Por lo tanto, para mi angustia y el de todos los pacíficos demócratas – humanistas, lamentablemente es uno de los escenarios menos probable.

Escenario número 3. Cuba en una apertura parcial y presión del pueblo

Hay algo que entendió muy bien la dirección política de la isla desde los inicios de los años 60. El control absoluto sobre los medios de difusión y la ausencia de libertades de expresión y comunicación, es el método más efectivo para mantener el poder económico y político. Un gobierno que quiera mantener el dominio sobre millones de personas, no puede darse el lujo bajo ningún concepto de ofrecer libertades cívicas de este tipo. Las libertades económicas deben igualmente ser parciales porque de la misma manera que una persona prospera y es independiente del estado, crecen sus necesidades de independencia en todos los sentidos. “Libertad económica, es libertad política “, así reza el viejo refrán.
Ese cubano cuentapropista que prospera y se convierte en un nuevo empresario: no hace la guardia del CDR (Comité de Defensa de la Revolución). Los más temerosos, por supuesto establecen la justificación que no tienen tiempo para eso, trabajan 12 horas en su nueva empresa. Los valientes, sencillamente mandan al carajo al presidente del comité.

El cuentapropista o pequeño empresario no va a los mítines políticos (nadie lo puede presionar en su trabajo porque es autónomo). Ve muy poca televisión cubana, prefiere el paquete (conjuntos de materiales audiovisuales de otros lugares del mundo) o paga la antena (televisión prohibida en Cuba). En resumen, un desafecto en potencia al sistema porque su propio trabajo, prosperidad y proyectos; van en contra de los ideales comunistas y para colmo desea y busca eso que no puede tener: “ese bicho raro con cuatro cabezas y legua ponzoñosa, el peligroso internet”.

Ahora, imagínense a un cubano con acceso a la red de redes, investigando la realidad de otros lugares del mundo y no dejando que alguien desde una Mesa Redonda dirija su manera de pensar, construyendo su verdad con los poquitos de verdades de todos los lugares del planeta, como debe ser: analizando cuánto cuesta el paquete de leche en Costa Rica, la ropa en Panamá o la carne de res en Miami, comprobando que las calles están limpias y en buen estado en otros lugares del tercer mundo y que los servicios públicos funcionan mejor que en su isla, deduciendo que nuestro sistema educacional es de cuarta y nuestro sistema de salud de tercera, viendo como un pelotero o futbolista es libre de elegir donde quiere jugar; o ver a un trabajador común comprar con sus ahorros acciones y convertirse en accionista de una gran compañía; participando de las ganancias de la empresa y ridiculizando a Carlos Marx que no pudo prever que un proletario pudiera prosperar y convertirse en un capitalista.

Una vez eliminado el bloqueo y siendo el gobierno conocedor que las libertades cívicas facilitarían la información al ciudadano, haciendo sucumbir su poder, pondrían objeciones al establecimiento de las mismas. Aquí entrarían a jugar varias variables de muy difícil predicción:

I)    La actitud del cubano de pueblo, el exilio y la opinión internacional. Sería extraordinariamente difícil sustentar este escenario mucho tiempo. En realidad no existirían argumentos para la represión o para negar el acceso a bajos precios y de manera masiva del internet y de las otras libertades a la población.

II)    La actitud del liderato interno dentro de las filas del estado, una nueva generación de jóvenes que por supuesto no ven de la misma manera la historia y los acontecimientos contemporáneos. Estos nuevos líderes entrarían a jugar al escenario y constituirían una nueva presión, muy cercana al sistema.
Ante este contexto y aferrados a mantener el poder, el gobierno solo puede hacer una cosa: reprimir. Claro, la represión sería en una coyuntura distinta, sin enemigos o mejor dicho: el adversario real seria el cubano que desea hacer valer sus ideales cívicos, algo no sustentable en el tiempo. La genialidad de un líder como Obama, consiste en eliminar el elemento “enemigo” del discurso gubernamental cubano.

El gobierno tendría una sola salida, la apertura parcial temiendo lo peor, revueltas, malestar y desprestigio internacional. El fin pudiera ser de cualquier tipo:

a)    Violento, con lucha cívica en las calles, saqueos y otras hechos desagradables

b)    Pacifico, al sucumbir por la presión social y la disyuntiva de tirarle los tanques al pueblo al estilo Tiananmen

Sería un escenario real, quizás el más real. La historia ha demostrado que el despotismo es solamente derribado con presión desde todos los sentidos. Todos los gobiernos dictatoriales, sean de derecha o de izquierda que devinieron en procesos democráticos posteriormente, han estado marcados por una fuerte lucha cívica; lamentablemente muchos de ellos, con muertos en las calles.

Escenario número 4. Muerte de Fidel o de Raúl Castro

Siempre estuve en contra de los argumentos mayoritarios que dictaminaban que con el fallecimiento de los hermanos Castro, las libertades llegarían a Cuba. Esos comentarios me parecían tan simples en aquellos momentos como el real deseo de aquellos que los manifestaban y deseaban con todo fervor el fallecimiento de  este par de viejecillos atrapados en sus egos y circunstancias históricas.

Primero: ningún proceso social-económico y político tan complejo, avalado por más 50 años de permanencia, se soluciona de una manera tan sencilla como esa. Los acontecimientos políticos complejos como el ocurrido en Cuba, se resuelven por un tránsito generacional que puede ser acelerado o no y donde los líderes políticos no pesan tanto como las estructuras de poder detrás de ellos.
Segundo: los procesos de profundo cambio social siempre vienen acompañados de fuerzas que pujan fuertemente en el sentido del cambio y para eso tienen que estar creadas las condiciones políticas en las masas,   elemento determinante.

¿Ustedes han visto al hombre nuevo? Bueno, yo lo vi y créanme amigos míos que no me gustó nada. Ese hombre nuevo, mezcla de universitario-jinetero y marginal que se mueve a ritmo de reggaetón, no tiene nada de parecido con una generación que luchó contra Batista, arriesgando su vida, enarbolando las banderas de la lucha cuando el déspota y corrupto gobernante canceló las libertades democráticas; las mismas libertades que hoy se suprimen en Cuba.

Consecuentemente, hace unos años no importaba que los principales líderes estuvieran o no, no existían fuerzas sociales deseosas de la libertad verdadera. Un piquete de “disidentes contrarrevolucionarios, desprestigiados por los medios gubernamentales, no era nervio suficiente ni tenían voz para llevar un cambio al país”. Tampoco lo era el hombre nuevo, concentrado en emigrar y buscar una visa cueste lo cueste, incluida su dignidad humana. Todo esto cambia, con el fin del bloqueo. Les explicaré porque.

Muerte de Fidel Castro

Bueno, si el líder cubano pasara a mejor vida y su hermano continuara en el poder, este último pudiera sentirse más cómodo para fomentar las libertades democráticas. Para nadie es un misterio el compromiso que existe entre ambos y el respeto que siente Raúl hacia la figura de su hermano. No importa su estado de salud mental o física, Fidel vivo, sería como dice mucha gente, algo así como: un fantasma que estaría a la espalda de cualquier decisión civilizada. La muerte de su hermano le daría más libertad desde el punto de vista sicológico y el líder no sentiría que traiciona sus ideales.

Si falleciera Raúl y dado el estado de salud de Fidel Castro, sería una situación similar a la que se muestra a continuación.

Muerte de ambos

La muerte de ambos, un tiempo después de eliminado el bloqueo, sí cambiaría radicalmente el balance de fuerzas a favor de la libertad. La razón es que el factor “enemigo” desaparece y no existe ningún actor lo suficientemente fuerte para liderar una dictadura de extrema izquierda que como se sabe, debe mantener la represión para garantizar el poder.
En estas circunstancias cualquier cosa es posible. Luchas internas por el poder, violencia en las calles, represión y por supuesto, al final del túnel y luego de algunos arcabuzazos la libertad: blanca, limpia y dulce, escenario poco probable en menos de 5 años pero posible en 10. Hay que tomar en cuenta la edad de ambos líderes.

Escenario número 5. Transición democrática en el Partido Comunista. Democracia a medias

¿Se han percatado del vacío de poder o liderato que existe en Cuba? ¿Qué ocurriría si fallecieran los Castro o culminaran su tiempo lucido de vida o capacidad laboral?

Algunos un poco más avispados nos hemos percatado que en los últimos tiempos se han propuesto figuras políticas de segundo nivel que teóricamente pudieran llenar este hueco inmenso en el panorama político cubano.

Hablaré de una mujer que poco a poco tiene más espacio en el complejo estira y encoge de la política cubana: Mariela Castro Espín. Esta señora viene siendo la Yoani Sánchez del oficialismo Castrista – y espero que Yoani Sánchez no se ponga brava –. Rebelde, con un sutil discurso crítico que la hace ganar simpatizantes sin disgustar severamente a su familia, consciente al parecer de los errores de su padre y tío e iniciadora de campañas de defensa de la mujer y pro-gays.

La diosa de los homosexuales en Cuba es una figura bastante carismática a la cual el gobierno pudiera echarle mano para hacer la transición blanda con apoyo del pueblo. Es decir, se establecerían una serie de candidatos unos más populares y otros menos. Por supuesto, avalados todos por el Partido Comunista porque no se trata el asunto de perder el poder sino de seguir conservándolo. El pueblo votaría directamente por estos candidatos ya fijados en elecciones con pie forzado y se daría una imagen al mundo de cambio o al menos de una nueva manera de realizar elecciones directas con un partido único. ¿No les parece sospechosa su visita a Nueva York, capital económica del imperio? Hummm…

En su contra, esta señora tendría el conservadurismo del pueblo de Cuba, personas mayores de 50 años que la ven como una mujer de vida libertina y defensora de depravados y gente sin moral. También el hecho de ser hija de Raúl Castro no le atraería muchos simpatizantes pensantes dentro y fuera de la isla, por el nepotismo que implica. Aunque existe un amplio sector de jóvenes y liberales que pudiera llevarla a la presidencia en caso de elecciones de este tipo. Que otras opciones existen: Créanme, de momento no muchas, chequeen esta lista y díganme si no sienten miedo: Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez, Esteba Lazo, José Ramón Machado Ventura, General de Cuerpo de Ejército Leopoldo Cintra Frías, General de Cuerpo de Ejército Abelardo Colomé Ibarra, Marino Alberto Murillo Jorge, Comandante de la Revolución Ramiro Valdés Menéndez. Solo menciono a los más conocidos.

Otro candidato ideal para este panorama político sería la figura de Eusebio Leal Spengler. Aquí hay que hacer un punto aparte.

Es un hombre carismático y querido por el pueblo, culto, trabajador y de amplia locuacidad, al cual se le deben muchas de las reconstrucciones y el salvamento de patrimonios olvidados por la ignorancia y el absurdo de un sistema. El principal problema de cara al poder  es que no es un hombre ambicioso. En cuestiones de política y de lucha por el poder, la ambición del candidato es esencial. Nadie sale electo en ningún lugar del mundo, sí antes no se desea salir electo. Tantos años, figurando en los primeros planos de la sociedad y política cubana y nunca se le ha conocido el más mínimo deseo de escalar por el árbol del poder. Lo ratifica el hecho que ocupe un humilde puesto sin demasiadas ambiciones, pues ha acumulado más méritos con su trabajo bienhechor que la mayoría de los incompetentes funcionarios de alto nivel cubanos. Es una pena que este gran hombre por miedo, ha acompañado durante tanto tiempo a personas que han arrancado la libertad a millones.

Cualquiera de los dos candidatos serían buenos para una transición hacia la libertad en Cuba. Si ellos se presentarán a elecciones, yo abandonaría mi abstinencia de casi 20 años sin probar colegio electoral y botaría sin pensarlo mucho por cualquiera de los dos. La razón es muy sencilla: no los veo a ninguno reprimiendo libertades cívicas, ni tirándole los tanques a la gente en caso de alguna revuelta. Del mal, el menor. No tengo dudas que serían dos buenas opciones para iniciar una transición pacífica o sentar las bases para esta.

Escenario número 6. Comunismo forever. Extrema izquierda por al menos 1200 años más

superheroes y bloqueo a Cuba

Aunque Batman y todos los héroes de historietas norteamericanas apoyen al gobierno cubano, este escenario es improbable y quizás sea una mala noticia para los seguidores del régimen. Todo tiene tiempo finito: las galaxias colisionan, los soles se apagan estallando y las dictaduras, por supuesto, terminan con una velocidad mucho más rápida. Podemos incluso predecir con precisión el tiempo que duran. No existe tampoco misterio en esto. Yo lo llamo flujo generacional y es lo que mueve las sociedades hacia el cambio.

Toda sociedad es movida por las fuerzas del cambio, es decir, la evolución es parte de la construcción de la sociedad. Las estadísticas nos pueden ayudar, reflejan que la mayoría de las dictaduras contemporáneas no perduran más de 10 años, una pequeña parte ha sobrepasado los 40 y solo un porciento muy pequeño ha llegado a los 70 años o sus alrededores. Esto se debe al flujo generacional.

No encontré mejor forma de decirlo: es el cambio de lo viejo por lo nuevo. Los jóvenes siempre tratan de cuestionar, mejorar y hacer evolucionar las cosas hacia estadios superiores. Ellos no ven de la misma manera: los conceptos, situaciones, ideología y costumbre de sus padres o abuelos. Resulta aplicable a dictaduras o a sociedades libres. El deseo de imponerse, mejorar o hacer funcionar mejor las cosas, hace que los humanos tengamos tecnología, grandes urbes y sociedades civilizadas. Por lo tanto, puede tardar 10, 50 u 80 años más, todo tiene un tiempo finito a nivel de modelo de estructura política, económica y social. En los casos de dictaduras con absurdo económico incluido, es más rápido el proceso y más degradante para sus principales actores políticos.

¿No se han fijado ustedes: como hasta el capitalismo ha evolucionado?

El grave error de los comunistas ignorantes, es decir que el capitalismo de hoy es el mismo del capitalismo deshumanizado de la época de Carlos Marx. Cuando en realidad el capitalismo contemporáneo ha evolucionado hacia formas superiores de organización, incluso mayores que la izquierda; coqueteando con la estructura política, económica y social del estado; siendo en sus inicios solamente una estructura económica.

Visiten a los países cuna del capitalismo mundial: Inglaterra, Alemania, Holanda, Suiza, Francia, Canadá y otros que se incorporaron después como Japón y Corea del Sur, analicen sus sistemas de educación y salud gratuita. Verán sistemas de seguridad social robustos, cuantiosas inversiones sociales y leyes que garantizan la protección del ciudadano y para colmo de colmos y desprestigio para Marx: ese obrero o proletario sufrido puede tomar todos sus ahorros, esos sudorosos billetes y comprar acciones en cualquier negocio o empresa, prosperando y compartiendo ganancias como ya comentamos anteriormente. Esto último fue impulsado por los emporios económicos capitalistas en los años 60, donde incitaban a los trabajadores a invertir en su propia empresa.

No existe mejor ejemplo del flujo generacional que el propio presidente Obama. Un presidente joven, distinto, con un accionar completamente distinto a sus antecesores. Sin lugar a dudas y escrito de una manera sencilla: el cambio de lo viejo por lo nuevo es casi siempre una mejor decisión a nivel social. La suerte está echada para el despotismo aunque Batman y los héroes de las historietas estén de su lado.

Escenario número 7. El fin del bloqueo no es aceptado por el Congreso norteamericano

Con el razonamiento anterior, solo podemos decir que esta absurda decisión solo retrasaría unos cuantos años más la libertad y derechos cívicos en Cuba. El gobierno y los principales líderes cubanos seguirían utilizando como escudo la palabra “enemigo” y se atrincherarían aliviados por la estúpida e incoherente decisión del Senado norteamericano.

Pero demócratas, no hay nada que temer, recuerden el flujo generacional.

¿Qué tiempo entonces demoraría la libertad de Cuba?

Es el escenario más difícil para realizar el papel de Nostradamus porque existen muchas variables que son imposibles predecir con certeza. Yo me atrevería decir que 10 o 20 años a lo mucho. Es muy difícil la predicción aunque existen varios escenarios de los mostrados anteriormente que pueden ser aplicados a vaticinar un cambio a corto plazo sin la desaparición del bloqueo. Lo claro es que la renovación de las fuerzas actuantes llevaría de manera definitiva a los tan deseados derechos cívicos y al restablecimiento de las relaciones normales entre Cuba y el mundo.

¿Eliminará el Senado norteamericano el Bloqueo? ¿Cuál sería el escenario más posible?

El Nostradamus caribeño tiene que arriesgarse en algún momento y dar una respuesta directa. La gente no confía en los adivinos si no toman riesgos y serenan, motivan o asustan a las personas.

Bueno aquí vamos:

Debido a mis poderes adivinatorios, otorgados por el poder supremo de la estadística, el raciocinio y el análisis de la historia, sumado a las tres neuronas que me funcionan bien y mis pantalones bien puestos. Yo vaticino que: el bloqueo es eliminado por el Senado Norteamericano y que el escenario más posible para llevar la libertad al pueblo de Cuba es el escenario número 3, Cuba en una apertura parcial con presión del pueblo para obtener la libertad. Aunque no descarto el escenario 5: Transición democrática en el Partido Comunista con democracia a medias y luego retorno al escenario 3 (Disculpen pero un buen adivino tiene que dar dos lecturas posibles por si se equivoca).
Hablando en serio, los pasos dados por el presidente Obama llenaron de esperanza los corazones de millones de personas amantes de la libertad en todo el mundo, la paz y el humanismo.

Esperemos que la sociedad cubana esté a la altura del momento histórico que vive y que todos demos pasos hacia un país plural, donde primen el derecho y el respeto por la diversidad de pensamiento.

¿Y tú amigo? ¿Qué escenario crees que es el más probable? Déjanos tú opinión.

 

7 comentarios

  • maximo armando
    maximo armando Martes, 05 Julio 2016 19:14 Enlace al Comentario

    El cuento del embargo,que si de verdad fuera un BLOQUEO,estuvieran peor que los FAKIRES,Es como cuando Voltaire le preguntó a su madre que era catedrática de LA SORBONA,si DIOS existía,Y ella le contestó que si no había que inventarlo!!ese es el relajo con el embargo!!el problema es que los delincuentes seniles de Verde olivo,siempre Les ha convenido eso y al establishment americano,porque mas plattistas que el dúo,no los hay y fijense que cada vez que hay un acercamiento a levantarlo,el DUO DINAMICO lo joroba!lo siento por aquellos que por una razón u otra Creen como la novela de JOSE LEZAMA LIMA PARADISO "ESTOY ESPERANDO ALGO,Y SE QUE. NUNCA HA DE LLEGAR!⛵

  • Ale Velasco
    Ale Velasco Lunes, 30 Noviembre 2015 07:54 Enlace al Comentario

    OJALA NO RESIGNEN LA REVOLUCION... VOLVERIAN A SER ESCLAVOS DEL IMPERIALISMO!!!

  • Mirtha
    Mirtha Lunes, 30 Noviembre 2015 07:40 Enlace al Comentario

    La misma M mientras sigan los Castro o el mismo sistema que ha destruido la Bella Cuba

  • Zenen
    Zenen Lunes, 16 Noviembre 2015 19:51 Enlace al Comentario

    Lo siento Nostradamus pero discrepo. Nada va a cambiar a no ser que el pueblo verdaderamente se decida y tire a las calles. La sececion ya esta pensada, preparada y activada. sigue inspeccionando tus barquitos que parece que en eso eres bastante regular. _______________________________________________________________________________________________________________________ Gracias amigo Zenen, entonces coincidimos. Si leyó usted bien, la presión popular es la opción más viable para alcanzar la libertad, por lo tanto estamos hablando de lo mismo. Solo pienso que estuvo de más la ironía, la razón es la siguiente: Los cubanos que trabajamos aquí y nos construimos nuestros pequeños barcos, somos increíblemente más útiles para esta nación que los que se van. Los que tratamos de construir en Cuba nuestros negocios, sean restaurantes-paladares, timbiriches o negocios inmobiliarios online, luchando duro contra los estúpidos en este país, somos más beneficiosos que los que toman la decisión de irse y emigrar. Irse es la manera "fácil". Por lo tanto no merecemos su ironía. Thecubanhouses fue creada por emprendedores cubanos cuando no existía ningún tipo de flexibilizaciones. Como se dice en buen cubano: A COJO... !!! Desconozco si usted es cubano, pero sí lo es y existen grandes probabilidades que lo sea. Le preguntamos: ¿Ya pensó en construir su barco en Cuba? No tiene por qué hundirse. Irse es facíl. ¿No le parece a usted? ¿Por qué no fundar en su país? Nostradamus

  • enrique
    enrique Sábado, 14 Noviembre 2015 07:15 Enlace al Comentario

    INTERESANTE ARTICULO. POBRE CUBA. CUALQUIERA DE LAS SITUACIONES MALA

  • Mara
    Mara Miércoles, 28 Octubre 2015 08:16 Enlace al Comentario

    Si se elimina el embargo comercial en Cuba para los Cubanos para el pueblo todo sigue igual hay que haber vivido slli asta hace poco y conocerlos para saber de que son capaces los Castros !!Claro!! para el turismo todo marabillas el Cubano de apie como le llaman actualmente no puede ir a ningun lugar turistico !!! y dejenme decirles que eso de bloqueo es una farsa en las tiendas panamericanas hay de todo lo que hay aqui en la USA. Alli no hay bloqueo de donde tienen las tiendas abastecidas? ballan para que los Castros sean mas millonarios mientras un pueblo sufre todo tipo de pribaciones.Yo Mara... Yo. Mara...

  • Karel
    Karel Sábado, 01 Agosto 2015 13:25 Enlace al Comentario

    el escenario 3 es el que ocurrirá.

Deja un comentario

Agradecemos sus comentarios, pero sí usted desea hacer una reservación para un alojamiento, llene correctamente el formulario asociado a la casa de renta de su elección.

Banner 468 x 60 px